Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

Desahucio


DESAHUCIOS. L. Soriano

Un desahucio es algo lamentable, dramático y a veces trágico. Concatenar un suicidio con el desahucio no es decir la verdad salvo intereses particulares, partidistas y hasta políticos las más veces. Un cumulo de circunstancias puede llevar a la desesperación absoluta pero una sola no es demasiado probable.

Me voy a mojar en algo tan delicado.  Esto en ningún caso es un tema simplista para que demagógicos indocumentados traten el tema de forma populista.         Lo que han conseguido estos ignorantes políticos compradores de votos es desgraciar de por vida a sus votantes. Ya que no solo no han actuado como vigilantes de las posibles desgracias de sus ciudadanos, sino que la inmensa mayoría de las veces las han fomentado. Quienes ahora claman por la injusticia, en su día no cambiaron las leyes ni advirtieron a los hipotecados de las responsabilidades en que incurrían, y quienes ahora la pueden cambiar, por las mismas razones no lo harán de grado. Sin embargo volvemos a lo mismo, al fondo de la cuestión. Si han firmado lo que han firmado, si era posible firmar esos contratos, si eran legales, y al parecer lo son?, ha fallado todo en este país. Pero, con la Ley en la mano, las entidades financieras ni pueden, ni quieren ni deben dejar de ejecutar los impagos. Los que se atrevieron a firmar tremendos contratos feroces y leoninos, y ahora comentan que les engañaron o que no les informaron, o lo más común, que de otra forma no tendrían nada propio, son también responsables. Muchos atrevidos entre estos y mucho soñador, todo hay que decirlo. Muchos otros más realistas de sus posibilidades, no compraron ni se hipotecaron y sus derechos no se están contemplando, al sacarle sus impuestos para mantener a los que actuaron como cigarras. Duro pero real, que aquí TODOS somos culpables, aunque  unos más que otros.                                                                                           La Ley casi nunca es justicia, sobre todo en países como el nuestro. Y lo malo es que se hagan leyes que son injustas sin las debidas protecciones o garantías del ciudadano ante ellas. Pero el Estado necesita saltarse la Ley siempre y deja estos resquicios. Para expropiar, para recaudar, para favorecer a grupos que después le apoyan o le prestan dinero que necesitan. La renovación debe de ser total, y de arriba abajo, y a eso no están dispuestos a jugar los Gobiernos de ningún color. Aquí hay un tema además añadido, ya que se está usando dinero del contribuyente para “rescatar” a los Bancos, que son Cajas prevaricadas por políticos que se han llevado miles de millones de euros. Supongo que de este hilo se podría tirar si se tuviese interés por alguna parte que no sea el perjudicado para parar los desahucios. Pero tampoco parecen dispuestos a levantar liebres o a abrir puertas de escape. Al menos con carácter retroactivo nada podrá ser. Lo que puede extrañar es porque no cambian la Ley ya. Es sencillo. Si la cambian, la Banca dejara de dar préstamos o hipotecas sin entregas a cuenta desorbitadas y sin intereses de los años 50. Resultado, medio país se quedara paralizado.

La situación actual es como sigue. Si vemos que algunos pagan y otros no, nadie va a pagar, no pagaremos mas. Los Bancos-que eran Cajas politizadas- quebraran los que tengan que hacerlo, salvo que los políticos implicados- todos lo están- decidan seguir regándolos con nuestros impuestos confiscatorios.       Y esto es porque además hay que pedirles a los medios financieros que tomen deuda para pagar despilfarros y Gasto Corriente, y para eso hay que tenerlos contentos. Han fallado los políticos ignorantes, ambiciosos y despilfarradores a la vez que corruptos muchos de ellos.                                                                                Estamos llamando al motín, a la insumisión, a la quiebra de la Ley y del Estado de Derecho, y yo no seré quien critique esto. Sin embargo estamos desviándonos del objetivo, del foco, del nido de la bestia.                                Como siempre todo acaba en el poder político, que secuestra al legislativo y al judicial por ende. Son la causa de todos los males y han preparado una cárcel para todos nosotros de la que no podemos salir. La ley Electoral, Las Leyes Fiscales, Los Jueces aplicando cosas arbitrarias y la policía actuando a sus órdenes.  Las soluciones son difíciles, pero insisto, solo son decisiones políticas, y de los cómplices necesarios como sindicatos, patronales y demás miembros de la Banda de los perros rabiosos e insaciables. Que no nos vuelvan a confundir, los Bancos- dizque Cajas- eran de ellos, y ellos que crearon y dejaron crear esta situación  ahora quieren dirigir el salvamento.                           A Reflexionar.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario