Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

CHARCO SANITARIO


EL CHARCO SANITARIO.                                                                                                                   L. Soriano

Pues sí, nuestra Sanidad y Pensiones, no es un estanque dorado, sino más bien  un charco amarillo-verdoso. Una ciénaga de horror y desatinos, de desperdicio, gasto, y mala gestión. Y esto a pesar de la gran cantidad de personas maravillosas y entregadas, vocacionales y sensibles que la componen, aunque cada vez menos ya que a estos de “a la antigua” los van jubilando a todos. Es posible que a los que dieron y algunos continúen dándolo, todo por la sanidad pública les sorprenda o simplemente rechacen mi escrito. Solo les pido que lo terminen de leer y que consideren como posible lo que les comento e invito a que reflexionen sobre ello.                                   La única Sanidad que funciona es la privada. La pública, ya ha demostrado suficientemente que no es viable. Y no lo es porque los políticos como todo lo que tocan lo han convertido en basura para nosotros y oro para ellos, son como un MIDAS con doble cabeza y doble, distinta y distante capacidad.                                              La sanidad pública es en cierta medida “Irresponsable”, la sanidad privada no lo es.  De ninguna manera es la misma responsabilidad en todos los aspectos. En cuanto al trabajo, a los resultados del trabajo, a la gestión de tiempos y métodos del trabajo, a la rentabilización y optimación y sobre todo a la investigación y avance en todos los campos.  La Sanidad privada es un ente conjunto, no de estamentos separados e independientes que no tienen conexión alguna o no les importa si la tienen o no como la pública; que además en principio no persiguen beneficios, ni celebridad, ni nombre ni publicidad de prestigio. La investigación es relativa y la mejora y la eficacia no es su fin último. Admitiendo, repito, la cantidad de personas que entregan su vida a mejorarla, cada vez menos lamentablemente, es absolutamente incomparable a la sanidad privada. Además la mejora de gestión y la ausencia de Inspectores, innecesarios en la privada, y la optimización de resultados hacen que sea muchísimo mas barata. Los tiempos de espera se rebajan en más de un año para especialidades simples y en 10 meses para operaciones varias. Y que los trabajadores no se sientan funcionarios indespedibles y con derechos sin obligaciones. No son todos pero si muchos de ellos. Lo siento. Sé  que herirá  muchas sensibilidades pero reflexionen en lo que digo. Un error médico en la sanidad privada es mucho más grave en sus consecuencias que en la pública, creo que nadie honestamente me lo podrá discutir. Una mala publicidad de un centro privado es su ruina y provoca su cierre. Un buen historial, provoca que Izquierdistas declarados prefieran cuando les toca ir a ciertas entidades capitalistas y “sionistas” denostadas para lo demás. Barraquer, Quirón, USP,Hospiten, Navarra, Ruber, Clínico, san Roque, Santa Catalina, Parque  y centenares  de privadas mas, luchan cada día por atender con prontitud y eficacia a millones de ciudadanos, para ganarse una reputación en servicio y calidad.

El asunto es que este Estado que hemos creado en este desgraciado país, gobernado ahora y antes por lo peor de la ciudadanía, con dificultad para encontrar quienes les superen en estupidez, ignorancia e ineptitud, no puede prescindir de la cuota a la Seguridad Social. Un impuesto encubierto de más de un 45% de media entre autónomos, trabajadores por cuenta ajena y “White Collars”*  de la empresa privada.  Créanme que  los 25.000 millones de euros en salarios que aun  cotizan en este país, mas los autónomos, estamos hablando de 8 o 9 mil millones de euros mensuales de recaudación. Más de 100.000 millones de euros al año. Con esta cantidad, que me da igual que sea un poco más o menos, se deben de atender a Las pensiones, a la sanidad y a las prestaciones varias dependientes. Sin embargo “ellos”, todos sin excepción, lo usan impunemente para lo que les pasa por su arco del triunfo, sin importarles una higa si esto se cae o no. De entrada con la solidaridad que invocan, hacen que no haya cheque sanitario para el que quiera desistir de la SS. Es un “impuesto” OBLIGATORIO sin destino pues concreto y al albedrio libérrimo de esta manada de inconscientes depredadores de presupuesto. Ya pagamos medicinas, casi todos entre un 40 y un 60% de su costo. Nos reducen el monto y nos aumentan el tiempo para obtener la jubilación, y con ella, no pagaremos ni la luz de nuestras viviendas. Eso suponiendo que el 60% de los jóvenes de menos de 35 años puedan llegar alguna vez a cumplir los requisitos actuales, que se endurecerán sin duda y llegar a cobrarla. Pero el “impuesto” lejos de bajar al no darnos lo que nos promete la cuota, sube. Esto es grandioso. Sube la cuota, y bajan las prestaciones y nuestro ahorro es deglutido por la maquinaria infernal del estado. Para no perder un poco la cara, nos desvían a la privada más de la mitad de las atenciones, al cerrar hospitales, quirófanos y plantas enteras, pero ellos siguen cobrando. Y les sale más barato además de enriquecer a algunos amigotes. En este país, si tuviéramos que financiar un ejército, una educación no seglar, dar un cheque escolar justo a quien no la use, una atención al discapacitado laica, el comentado cheque sanitario, la atención al discapacitado y a los dependientes, atender al cuidado y mantenimiento del patrimonio histórico- cultural que produce grandes beneficios turísticos, dar pensiones de acorde a lo realmente pagado a lo largo de la vida, y en definitiva gestionar bien los fondos recibidos, y devolver en justicia, no podríamos en absoluto. Por eso y porque la corrupción y los sobrecostos que ocasionan los políticos por acción u omisión de buen gestor ha ocupado ese espacio y consume esa partida que hace inviable todo lo demás, España no puede por  más tiempo tener sanidad ni pensiones no privadas y el estado debe de renunciar a gestionar nuestros fondos como si fuésemos disminuidos incapaces, proveyendo por otra parte con base a los confiscatorios impuestos que nos detrae una sanidad básica para los que nunca quieran pagarla de grado. Esta sanidad en USA es una de las mejores, y además hay de dos tipos, aunque obviamente, el que ha pagado toda su vida tenga como merece, la mejor posible sin que sea eso algo por lo que avergonzarse. Sanidad y pensiones privadas blindadas YA.                                A reflexionar.

*Directivos o personal fuera de convenio

0 comentarios:

Publicar un comentario