Presion Migratoria


PRESION File:George-bush-miss-me-yet.jpgMIGRATORIA                                                                                                                                L.Soriano

La situación es tremenda, cientos de miles de personas desplazadas por miedo a lo que en sus países ocurre.  Sin embargo y aunque pueda parece insensible ante la tremenda tragedia humana, hay que hacer una reflexión profunda y meditada para poder, primero entender, y a continuación paliar o terminar con la horrible situación. En estas cosas  la historia nos enseña que hay que ver mas allá de lo que tenemos delante, de lo que claman los que parecen “humanitarios y pacifistas” y solo son sesgados partidistas con las mas oscuras intenciones. En cualquier caso suelen ser  los que gritan “que alguien llame a un medico”, y  se quedan tranquilizados de conciencia, continuando sin más atención, con sus falsarias  vidas. Independientemente de que algunos estados o ideologías mal llamadas religiones, aprovechen para tomar situación  e intenten una invasión camuflada, hay que actuar con rapidez, y dar ayudas y cultura no es de recibo. Ni hay inmediatez ni garantía de aceptación o efectividad.  Destruir las pateras desde los países emisores de tragedias humanas consentidas y establecidas como negocio, con o sin el consentimiento de los sátrapas que gobiernan, es una solución aceptable.  Antes de que se suban los desgraciados “clientes” se destruyen de las más y mejor maneras posibles los medios de transporte y el problema se contiene aunque sea en parte. El flujo terrestre tiene otras vertientes que deben hacernos reflexionar. El problema está causado, al parecer, por unos conflictos político religiosos que pretenden dominar el mundo entero o al menos parte de el. También parece ser, que al igual que en Vietnam donde desde que se fueron los Yankees ha habido más de 12 millones de muertos provocados por los que “ganaron” y aun no ha parado el trágico conteo ya que los regímenes comunistas siguen en su tradicional opacidad aunque acabaran con Pol Pot. Así parece que  la solución Bush no era tan mala. Al menos los mantenía allí, en su pueblo y con sus costumbres medievales que es donde al parecer y dado que no se rebelan contra los Sultanes o Califas, les parece bien estar y vivir. Con la llegada de Hussein Obama, hemos “perdido” para el progreso, tranquilidad y paz  mundial,  países como Afganistán, Argelia, Túnez, Egipto, Irak, Líbano, Siria, y Libia, con el embajador americano muerto dando la idea de que salen gratis estos objetivos al no haber habido ninguna respuesta seria.  Amenazan ya a Turquía, destruyen un patrimonio de la humanidad como es el origen de la civilización humana de Sumer,  y amenazan hasta las pirámides. Les niego el derecho de ser dueños de los vestigios de la historia de la humanidad  y de los recursos naturales básicos, para que puedan destruirlos o hacer de ellos un  mal uso fuera de la sostenibilidad razonable.   Lo peor, el  gendarme del planeta salió corriendo o está en la “pomada” de favorecer  que esto ocurra, y esa  es la inquietante cuestión a reflexionar.                                    
Es muy curioso y  llamativo, que todo este inmenso éxodo, no tenga como destino los prósperos países del Golfo. Millonarios ellos y con tantos recursos despilfarrados en yates, aviones, lujos asiáticos y Urbanizaciones desiertas acondicionadas y lujosas. Quieren Alemania. Donde ni el sistema de gobierno, ni  la lengua, ni la cultura, ni la sharia, ni el trato a la mujer, la ablación, ni nada que se pueda homologar ni de muy lejos ocurre. Asimismo es muy relevante observar que ningún ejercito musulmán “autentico o moderado” como nos quieren vender, se apresta con los mas avanzados medios técnicos y humanos a combatir al Dash, Alqueda, IS, Talibanes o como se llamen la misma cosa. Raro ¿verdad? Muy heteróclitos hechos probados avalan la extrañeza de esta situación, ya que saben que corren un grave peligro si ganan los radicales finalmente como al parecer sucederá inevitablemente.                                                   
Créanme que efectúo  desde hace 30 años más de 100 vuelos/año y recorro el mundo por trabajo. Conozco muchos árabes, musulmanes o no, pero casualmente, moderados beligerantes contra  sus “co-religionarios”, estoy seguro de que “deben de  haber”, mas yo, jamás he conocido a ninguno. El que menos nos pide paciencia y compara 2500 o 500 años de Judaísmo y cristianismo, con ahora mismo. La izquierda Internacional pero la española en particular “adora” el Islam entre mas radical mejor. Les parece bien todo, desde la política homófoba, hasta el trato discriminatorio y los inexistentes derechos de las mujeres y los niños, la vida en la Teocracia aberrante, donde no hay delitos sino pecados.             Hay otra curiosidad del problema, y es que no estamos unidos frente a la barbarie debido a la selectividad, sesgo y aleatoriedad aunque previsible  del pensamiento “izquierdoso”. Es una querencia del odio compartido y muy perjudicial para nuestra civilización, cultura y modo de vivir. Como una legión de D Julianes, entregando el Jebel a Tarik y protegiendo su paso por el estrecho, están dispuestos a entregarnos y entregarse a la imparable ola Islámica. Increíble pero es un hecho incontestable. Da miedo.     El envío urgente a países de sus creencias y costumbres, sería la solución mas razonable, siendo un hecho además que, los receptores, no pasan penuria alguna sino todo lo contrario parece que encuentran dificultades en encontrar donde desaguar billones de dólares  procedentes de las “inactividades” petrolíferas. Vivirían como emires y disfrutarían de la vida con sus afines.                         
Hay que pedir, para concluir, que se mojen bien mojados los políticos en este trágico asunto,  e incluso el Pope argentino jesuítico, blandito en el tema y denuncia, según mi criterio, tratando de pescar respeto en el mar de sangre de cristianos y otras creencias incluidas islámicas divergentes.  Creo que de momento hay tema de reflexión, aunque el asunto da para mucho más.

Debemos actuar.   A reflexionar

0 comentarios:

Publicar un comentario