A Beneficio de Inventario



https://encrypted-tbn1.google.com/images?q=tbn:ANd9GcTE2YpSHmyrOZORANyH5-6iWonyIU8J4s-wEwWC14x5cKxdS9uipQ
Typic 2


A BENEFICIO DE INVENTARIO II    (Seguimos hablando de fiscalidad)                                                                                                                      L Soriano

De las medidas que se han implantado , para ahogar más a los ciudadanos y las familias, con el fin de mantener los privilegios, canonjías, sinecuras y prebendas de la Clase Política, hay algunas que son especialmente graves.     A propósito las han hecho pasar muy desapercibidas, en medios afines y en fechas clave. Ellos alegan que la política hay que pagarla. Yo creo que no, que al ser voluntaria es y debe ser sin rentar o en cualquier caso en el nivel que el candidato tenga como oportunidad alternativa; esto es, lo que podría recibir en la vida civil, además de estar seguramente parado, si se dedicara a otra cosa. 

El Gobierno de España, y perdón por lo de Gobierno, nos ha metido de soslayo y con alevosía, la vuelta del impuesto de Sucesiones. Desconozco que pasara, con el de Incremento de valor de los activos y el añadido de la plusvalía Municipal. Desconozco asimismo si “inter vivos o mortis causa” tendrá diferenciación para los cejudos descerebrados incoadores, locos por recaudar lo que sea con tal de aguantar a costa de nuestra sangre unos mesecitos más. Que es lo que será ya que esto no tiene arreglo y todo lo que hacen es para meternos más en el  hoyo de donde cada vez será más difícil y trabajoso salir. Seguramente los mantendrán todos por lo mejor para ellos o lo que es lo mismo, lo más perjudicial para el contribuyente. En eso tengo pocas dudas. Y además, nos lo colocan tipo Pilatos. Dejan que las comunidades lo apliquen a placer y arbitrariedad  y ellos se lavan las manos.                           Y entonces se produce lo que ellos eufemísticamente dan por llamar "desarmonizacion fiscal"
Como si fisco y armonía, tuviesen algo en común. Y claro, las mas rabiosamente confiscatorias pretensiones, chocan con otras más "respetuosas" o pudorosas, y se les ve el rabo y los cuernos. Máxime cuando las que entre espumarajos y centellas, solicitan que todas estrujen y machaquen al contribuyente de igual manera para esconderse en la generalización, son las que gastan de manera más desmedida, desnortada, sin escrúpulos y sin rigor en comprar sus permanencia en el poder.    No es una casualidad.

La situación de este impuesto es de analizar, y en profundidad. Solamente pretendo que reflexionen lo que a primera vista puede perpetrar este disparate. Resulta que en un mercado inexistente, donde nada se vende y nada se compra, si un padre, deja en herencia a su hijo/a su casita pagada con el devenir de los años y con el esfuerzo de toda una vida, el heredero “afortunado” además de la desgracia de perder a su ascendiente, tendrá que preparar la cartera para pagarle al Estado un porcentaje alrededor de un cuarto del valor que estime el que pretende cobrar.  Hay que echarle, ya que el que nos asalta, además tiene la prerrogativa de fijar el valor de lo que el estima que vale. A veces con métodos inadecuados cuando no prohibidos y usando comparativas absolutamente ilegales.

El heredero, puede, recibir la herencia a beneficio de inventario, con lo que en el 90% de los casos, la Hacienda se quedara con la propiedad por el pago de la deuda tributaria generada. Después , lo embargado, muere de oxido o se queda para especulación de subastadores adeptos. El fruto de tantos esfuerzos, se convierte en orín putrefacto por "mor" del colectivismo perverso.            Si el valiente heredero  quiere recibir el fruto de la vida de trabajo de sus padres, contribuyentes toda la vida, que serán la  inmensa mayoría de los casos, deberá pasar por la caja confiscatoria para darle lo que pida el “cencerro” que lo calcule.  Como verán, este disparate no es algo para ricos, ni aunque lo fuera, esto afectara a todos y cada uno de nosotros ya que, para mal y en casos como este, a veces, pienso que para no tan mal, la muerte es una realidad, la única que no tiene desvío y nos libra de pesadillas y torturas. Es una monstruosidad, ya que la media de tiempo de venta de una propiedad está ya en casi dos años y a un precio rayano en la ridiculez si se compara con la expectativa de retorno. Se quedaran con todo, no se irán hasta que no quede nada, y nosotros ni nos unimos ni actuamos.                A reflexionar.


0 comentarios:

Publicar un comentario