Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

Paro y reforma

HABLEMOS DE Resultado de imagen de reforma laboralFISCALIDAD                                                                                                                 PARO Y REFORMA.                                                                                                                                      L. Soriano.                                                                                                                                                Lamentaría parecer repetitivo, pero analizado por importante el tema que nos ocupa, desde ángulos opuestos o distintas y distantes vías, el resultado es el mismo y se arriba al mismo amargo puerto de negras aguas. Veamos. El paro se produce porque no hay empleadores dispuestos a ofrecer trabajo. Es una sencilla regla fácil de comprender. Sumando que se ha ejercido desde la izquierda una presión inaguantable sobre la ciudadanía a la demonización empresarial de arriba abajo, a que los pocos que aún quieren a toda costa ser empleadores, ya no rentabilizan su esfuerzo ni su capital o patrimonio, ni su dedicación, al dejar de ser cualquier actividad o negocio, rentable ni menos, nada habrá que emprender y esto estará muerto. Todos funcionarios es el lema y es lo que se inculca. ¿Pero, quién paga?  Lo que intento decir es que con reforma o sin reforma, el paro será un rio al que ninguna presa podrá contener.                  Y es que tanto con la reforma, que tiene que ampliarse sin duda, como sin ella, llegaremos a los 9 millones de parados. Los empresarios desaguaran cientos de miles de empleos que no pueden mantener con nuevas facilidades para hacerlo, sin duda. Pero cuando llegue la hora de contratar se perderá el pánico a hacerlo. Los innovadores y los inversores no tendrán el freno de costes sociales a cargo de sus negocios a la vez que soportando una presión fiscal brutalmente desincentivadora.                                                                                                                  Por supuesto que la diferencia es enorme; si se deja sin reforma y se permite que cierren los empleadores que no puedan subsistir por ruina, casi todos, y sin ayudarles a aligerar sus plantillas, la economía se hará añicos y la confianza país nos dejara sin inversores retrocediendo lustros en actividad y prosperidad. Ocurre que, con la reforma y su ampliación, se entrara en la misma cifra de paro pero con los planes hechos para cuando se toque fondo y sea posible empezar siguiendo una nueva ruta; desmontando el confiscatorio sistema fiscal que impide que nadie se atreva a emprender nada y obliga a cerrar a los establecidos, y se libere el sistema de los tres millones de improductivos que consumen presupuesto y no aportan. Demolición controlada y T O D O S, a trabajar sin privilegiados o chollistas.                                                                                                            Sin la reforma y su ampliación, se llegara a la misma o mayor cifra a corto plazo, pero sin planes ni control de la situación que apoye la recuperación cuando se produzca. Además de que si el sistema no se adecua a que sea posible el negocio y beneficio para atraer a empresarios, emprendedores o inversores, nada funcionara y nos veremos cómo Malí.             El sistema actual, sin gasto de Ejército significativo y la mayor parte de la dependencia y atención social extrema en manos de Caritas y las instituciones seculares pero en la órbita de la Iglesia, pretende que las cuotas por prestaciones que pagamos todos los que trabajamos y también los parados se mantengan “para siempre”. Como inherentes al  modelo que pretenden mantener, ya que no pueden prescindir de ellas ni de los ingresos que reportan además de cargar al sistema con impuestos impagables y desorbitados. Pero por otra parte hablan de copago, a la vez que de reducción de prestaciones, atención sanitaria y docente, además de dificultar las jubilaciones, con sus cálculos disparatados  y sus réditos cada vez más exiguos y minúsculos, pero sin disminuir las cuotas de aportación. Se niegan a calcular el cheque sanitario y el cheque escolar porque necesitan de contribuyentes no usuarios, que financien al resto y a los que viven o parasitan del área en cuestión.  Concluyendo, con la reforma e insisto, su ampliación, esto puede tener salida a 10 o pocos mas años vista. Sin ella completa, corralito, quiebra, salida del Euro y vuelta al borrico, al botijo y a la pandereta. A reflexionar.

0 comentarios:

Publicar un comentario