Seguir a ReflexionesLS en Twitter Youtube_logo_35Separador
Comparte o imprime


EXPOLIADOS.-                                                                                                                         L Soriano.                                                                                                                                                      Al hilo de un magnifico e inspirador apunte de un ilustre pensador, me he decidido a escribir un alegato a favor de nosotros, los expoliados.                    El comentario traído era atribuido a Honorato de Balzac, seguramente entresacado de la Comedia Humana, habla de dividir a la sociedad en dos grupos definidos. Los que roban (los mas fuertes) y los que son robados(los más numerosos). Al difundirlo, un replicante instruido y asimismo de elevado bagaje cultural, se atreve, que no osa, a la vista de los datos actuales rectificar al Literato afamado de Tours, añadiendo lo siguiente: la sociedad actual, se dividiría en tres. Los que roban, los que esperan ansiosos arrebatar el poder     a los ladrones, no para detener el expolio sino para superarles en el latrocinio, y los demás, digamos, y esto es de mi aporte particular, los Expoliados.               Estos últimos, entre los que sin duda me encuentro, no disponen de representación alguna, ni protección alguna, ni voz, ni un adecuado canal o cauce de voto capaz de representarles. Y somos muchísimos más.                     Aunque nos pregunten cada cuatro años alguna estupidez con la sola intención de  que se les legitime, y siempre estemos en que será lo menos malo que podamos votar. Si no votamos, el inexistente quórum les viene magnifico, por lo que nos animan a no votar, aunque prediquen la utilidad del voto.                           Nos disuaden de acudir con muchas formulas subliminales.  Además son intercambiables los convocantes, por lo que cuando salen unos del poder, se quedan con los puestos más relevantes y mejor remunerados de la sociedad, o de las instituciones, hasta que vuelven a tomar el poder y las arcas por montera, cediendo a los perdedores de buen grado las poltronas para que no las encuentren frías a su obligada vuelta.

La Noria o el Coro de los Expoliados, podría ser una Opera en toda regla que escribiera un Temistocles Solera actual y algún moderno Verdi capaz la inmortalizara.                                                                                                Deberíamos unirnos los expoliados, al fin y al cabo somos los que los mantenemos y los que de alguna manera, los colocamos en la posición de poder expoliarnos.       A reflexionar

1 comentarios:

Si los políticos son los, herederos de siempre, para los ciudadanos es ya costumbre. No lo es tanto para el pudiente, que perder mucho tiene, más a los que llaman, la masa, nada tiene y que perder aún menos.
Entonces quien influirá en el cambio. Acaso con el cambio, no seguimos perdiéndo, pecunio, interés y hacienda? Mejor pensar poco, hablar menos y gozar fe lo que tenemos. Hasta que nos lo quiten, casi todo, aunque cada día, menos tenemos. A reflexionarrr!

Publicar un comentario