Seguir a ReflexionesLS en Twitter Youtube_logo_35Separador
Comparte o imprime

Tarjetas B





TARJETAS B
                                                                                                                                               
             
L. Soriano




Me había  prometido no hablar de este asunto debido a que mi agotada paciencia ya no me permite la moderación, y además creo que ya no es ni conveniente tenerla. Ni quiero ni puedo ni debo tener la mas mínima comprensión ni condescendencia con el comportamiento humano que se da entre la casta político-funcionarial española.  Si, es importante insistir en esto último ya que la “campaña” por igualar responsabilidades me provoca repugnancia elevada. En casi todos los medios, se habla de que hay que regular a los empresarios y a las empresas para evitar las malas prácticas, y esto de verdad, me pone del hígado. Cierto y verdad que sin duda alguna hay que perseguir el fraude fiscal que exista en el empresariado, en los trabajadores por cuenta propia y en los profesionales. Ya se hace y con bastante eficacia a veces y con arbitrariedad e indefensión del contribuyente siempre. Pero a mí personalmente, lo que me preocupa de  verdad es el dinero público. Su uso y destino.  Así, no es lo mismo Roldan que Conde, aunque a Prisa se le encomendara la tarea de lavar el cerebro de los mas españoles posible e igualarlos en maldad y fealdad. No es lo mismo Mariano Rubio que De la Rosa, por muy repugnantillo que me caiga el de apellido floreado.  No es lo mismo Pujol que cualquier empresario estafador.  No, y nunca. Esa burra no la compro. Los empresarios si delinquen contra el fisco, aunque sea aberrante la Ley, tienen que pagar por ello, sin duda alguna.          Los funcionarios y Políticos que roben, desvíen, malversen o sean responsables de hinchazón de facturas de obras y concursos deberán ir a la cárcel,  ser embargados y despojados de todos sus bienes hasta que devuelva lo desviado, inhabilitados y deshonrados. No es lo mismo que me robe un Banquero o que se de fiestas en su yate a mi costa, a que el Político/funcionario con dinero público sea uno de los hombres más ricos de España. Yo pongo el dinero en el Banco que quiero, asumiendo el riesgo de  que puedan robarme, pero el político me obliga a pagar un dinero sin excusa, para gastárselo en sus correrías y vicios. Así pues, no nos dejemos chantajear mentalmente. Ayer cuando  leía  “El Gobierno prepara ya una norma para que las empresas difundan sus políticas contra la corrupción y soborno”, me sobrevenía una ira justiciera que me subía la bilirrubina. ¿Desde Cuando Caja Madrid, la de Canarias, la del pianista Serra o cualquier otra eran una empresa “normal?”. Si, son entidades de dinero público, sin ánimo de lucro o cuyo beneficio es a distribuir en obra social y demás.  Y si, había Cajas, aunque tardaron segundos en borrarlas y pasarlas a Bancos, estos si ya  sin normativa y subordinación publica. Tampoco hay solo tarjetas, hay dietas, todos cobran dietas, en consejos en administraciones, en todo lo que se les peta, y eso no lo van a investigar porque al parecer es correcto y legal. Solamente la Junta de Andalucía en 2011-2012, con la que caía,  repartió 4 millones de euros en dietas y están tan contentos y nosotros amansados.                                                                                                   Cuando uno de los más relevantes socios de PW y C decía estos días  que los inversores de fondos creen que en España la regulación es oscura, cambiante y sesgada, o sea que no están claras las reglas y que ello supone uno de los mayores frenos a la inversión foránea tan necesaria ella, debemos admitir que hasta en eso nos perjudica esta “canalla” que en general nos gobierna. Normativas, reguladores, controladores con acceso al BOE, sesgados, volubles y lamentablemente previsibles.

Rescatamos Caja Madrid con dinero público y tenemos que asistir a como se lo gastaban esta reproducción de la Beautiful Poeple, cutre, voraz y felona. Y no son los únicos ni la única causa de gasto. ¿Haremos algo? Lo dudo mucho.                              A reflexionar.

2 comentarios:

Completamente de acuerdo, sólo una cosa, ¿podrías poner la letra más grande? No se a los demás, pero a mi me ha costado mucho leerlo, y no uso gafas.
Un saludo.

perdona pero creeme que no se como cuando doy a publicar se descuadra, se achica,se cambia de lugar la foto.
lo siento y gracias por leerme
salud

Publicar un comentario