Seguir a ReflexionesLS en Twitter Youtube_logo_35Separador
Comparte o imprime

Pactos perversos


PACTOS PERVERSOS.                                                                                                                                   L. Soriano

Sinceramente, me encuentro realmente satisfecho de no haberme dedicado nunca a la política activa. He oído decenas de cantos de sirenas, promesas y regalías, pero jamás me he sentido siquiera tentado por la llamada de tal camino. Creo de verdad, que la política, tal y como está concebida en España en la actualidad, es un innoble ejercicio, y tanto por acción como por omisión, toda la clase que algunos denominan casta política, está contaminada de una u otra manera. Es lo que de verdad pienso y siento. Me avergüenzo de pertenecer a este país de borregos, donde los lobos mandan y hacen una incursión cada vez más profunda en el rebaño para arrebatarnos lo mejor que hemos logrado producir. Como en la Animal Farm Orwelliana, la dictadura democratizada es el peor de los sistemas políticos que se puedan aplicar. Ya que no tiene una determinada norma o vía, sino que va cambiando a medida que aumentan las necesidades o vicios de los parásitos depredadores que nos gobiernan, y no cesan hasta que el ciudadano extenuado física o moralmente se rinde y se hunde en las más absoluta de las miserias.             Un 30% real de paro endémico no propiciado no lleva a otra cosa. Lo más triste es que seguimos acudiendo a votar a esta farsa de Juego injusto donde ellos siempre ganan, sea el que sea, y nosotros perdemos siempre. Pero seguimos jugando y legitimamos el juego aunque no tengamos nunca nada que ganar. Es como comprar números lotería que no se incluyen en el bombo de extracción. Y nos da igual, y hasta predicamos que hay que votar, con V. La aparición de grupos extremos no debe de extrañar a nadie, ese germen será más lento en crecer que en el siglo pasado  pero al tiempo que llegaran a absorber en un tremendamente cruento cambio de ciclo, todo el poder político.

“Que no tiene na que ver, ni el color ni la postura con las cosas del Poder”                                   

Aquí se pacta todo, todo es evaluable  decía un corruptillo mientras  pedía 6 millones de euros si  adjudicaba una obra mil millonaria. “y pueden pedir revisión al alza que se  la acepto”, decía, gritaba mas bien.                                                                                                                            Sin embargo, y sabiéndome de todo menos solo en esta reflexión, lo de los pactos  perversos y bastardos, para los que hay que tener ese estomago especial, esa ambición sin límite y esa falta de escrúpulos y pudor que tienen los políticos, es lo que sublima, de momento, la podredumbre del sistema. Los pactos desde la Real abdicación, se han sucedido como una exhibición de domino, con una sincronización absoluta, con su tempo, método, globo sonda, comunicado y aplicación con desenlace previsto. Ni relojes suizos. La tramoya, escenario, atrezo, “mise en scène”, planteamiento, nudo, desenlace, teatro, comedia drama, y hasta tragedia. “Sturm und drang”. Pactan cuando, donde y el cómo. Yo dejo que se escapen los corruptos, tu suspendes el referéndum, yo meto en la cárcel a Bárcenas y a Matas, Pujol, confiesa, yo llamo al fiscal y lo amarro, si es que fuera necesario, Gallardón retira la Ley, Rubalcaba tira al Faisán, lo de Pepiño y  Bono se olvida, los Eres de Chaves/Griñan/Zarrias se sobreseen, los sindicatos no dan la lata,  callan y otorgan por lo del robo y el marisco, Prisa se compra, Urdanga se olvida, la Princesita bobita sale de rositas, el nuevo Rey de florero, la Reina Leticia se calla y se queda, el viejo rey borbonea con su inmensa fortuna, se va a Londres a la oficina intermediaria de su cuñado,  y así hasta diez mil.  Podredumbre viscosa y maloliente de la que tendremos que salir, aunque me temo que algunos no la veamos, porque tan fácil, no será quitarnos a esta plaga de encima pacíficamente.                        A reflexionar.

0 comentarios:

Publicar un comentario