Seguir a ReflexionesLS en Twitter Youtube_logo_35Separador
Comparte o imprime

Fracaso


FRACASO.. Historia de un

 

 

El capítulo final tan esperado, y por muchos tan deseado, quizás no se haya cerrado aún. O sí. La esencia misma de la dictadura cubana es eso, la férrea falta de información, y la poca veracidad de la misma. Allí, donde campan los comisarios y las “brigadas”, lo único que es relevante y oportuno son las consignas.

La apologética viene ahora, con sus llorones aduladores en vida. Castro no se fiaba de que lo loaran una vez muerto y quiere sus epitafios y panegíricos en vida o cuando aún se le supone.

Lo peor de este fracaso, es para los muertos, sin duda, para los  miles de muertos, luego para los que han sufrido sus horrores, sus torturas y sus encarcelamientos, después para su pueblo, sacrificado en generaciones por la egolatría de un ser humano “común”, que se creyó el iluso especial, y pasará a microhistoria caribeña como un Somoza más sanguinario o como un Trujillo con menos pelotas. Al tiempo.

Pero, si bien la ignorancia no es desdoro si no va unida a la riqueza, el fracaso de verdad es para quien ha apoyado a Castro y le ha permitido por eso seguir en su diaria opresión a un pueblo de más de 12 millones de seres humanos. Ese era su trabajo y como opresor y torturador, lo desempeñó con presteza. Sin embargo quienes lo jalearon, lo palmearon y le dieron oxígeno, para sus intereses o para su “modernidad”, o incluso para hacerse un hueco en política  al usarlo como ariete para arremeter contra el “imperialismo”, si que han fracasado y son, igual de responsables que él y juntos más que él, de las desgracias sufridas por este pueblo, que no ha podido quitarse el yugo por sí mismo, y por esa razón, les queda todavía que pasar una larga transición que puede ser aún sangrienta si se empecinan en continuar el Castrismo sin Castro, o se asustan por tener rojas de sangre sus manos y temer que la revancha se les venga encima.

El tinglado montado en una gran mentira, en el fondo fue un escenario que usó la Rusia más despótica para agredir y expandir su fracasado ideario de opresión, muerte y desolación, además de hambre y miseria. A ese carro se sumaron “esas izquierdas irredentas”, odiadoras de todo bicho no contaminado por su ideología terminal.

Luego se inventaron un “bloqueo”, que desde los doctos hasta los mas ignorantes aseveran, como verdad absoluta. Bloqueo con inversores de más de 100 países de todo el mundo, entre ellos España de los más importantes.

Ignorando las tragedias de los españoles a quienes se lo arrebataron todo, desde Fraga a González, pasando como no por el adorador Llamazares, Castro –creen-, es un mito a venerar. Eso en cuanto a España, que por ahí, las habas, a calderadas.

Vergüenza y asco de “intelectuales”, y no me refiero sólo a Gabo, Gades, Bardems y demás genios, que lo son, pero de cerebros podridos, sino a gentes que lo justifican más allá de lo que el aprecio básico por la humanidad pudiera imponer.

De ahí a establecer un culto, y a vender “merchandising”, como veremos ciertamente, para marcar esa diferencia de cultura y denostar, como siempre, a quienes padecieron sus horrores no hay más que un milímetro.

Que se entreguen y que ahora que no es JE, se le juzgue por sus miles de crímenes por acción u omisión. Que oportunidad para un Juez estrella. Me temo que como con lo de las religiones, hay algunas que salen barato ridiculizar, pero con otras hay que tener mas tiento, y la cobardía está muy extendida.

Celebraremos la caída del Régimen y esperamos con impaciencia que los dirigentes, en vez de agarrarse al poder y dar coletazos sangrientos, huyan protegidos de inmunidades personales a disfrutar de la inmensa fortuna que el tirano amasó en vida y que donde va a ir, o ya está, a donde iremos todos por otra parte, no se la podrá llevar.

A reflexionar

 

 

 

 

 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario