burbuja electoral

BURBUJA ELECTORAL

LA BURBUJA burbuja de Iolanda rodriguez
L Soriano

Se define este efecto como un "bienestar  sobrevenido " fruto de la proximidad de elecciones en países dizque democráticos . Y que curiosamente, entre más problemas tiene el país, mas volumen y más fuerza toma la dichosa burbuja. Definir siempre es limitar, pero a veces hay que aclarar las cosas. Esta imparable burbuja, es como una enorme ola, ante la cual resistirse es bastante inútil.  Las más absurdas estadísticas, los datos más favorables, las "mentiras" mas taimadas, los disimulos mas maquillados, todo incontestable, y porque "lo sabe todo el mundo". La lista de actuaciones positivas de los que quieren repetir, es inacabable, inventada y muchas veces mas allá de lo increíble por inauditas. Aseveraciones imposibles de demostrar, como que nos salvaron de la "intervención". Si fuera que se salvaron ellos, seria más exacto.    Si hubiésemos tenido intervencion,quizas lo hubiésemos pasado mal, todos, no nosotros solos, pero tendríamos mas dinero, muchísima menos deuda y estaríamos en la vía irlandesa. Pero con toda seguridad, al Investigar las CAJAS muchos de los que ahora nos dan doctrina estarían encerrados o en proceso de ello. Pero claro, en burbuja electoral, "todo el mundo sabe que esto no hubiese sido así".         Y el paro terrorífico que tenemos no exime de que seamos la "locomotora europea de creación de empleo", por el mismo birlibirloque de la repetición machacona Goebblesiana, quien se oponga a esas "verdades", queda descalificado, expulsado, desterrado y silenciado. Esta todo magnifico, llevamos una velocidad de crucero de máximas, y los que se quejan es de vicio malsano. Ni siquiera la oposición encuentra hueco para meter baza, y los medios acaban reconociendo que esos "índices" parecen ser ciertos y el ministro de economía "promete" 650.000 puestos de trabajo como si fuese una multinacional que diera empleo el mismo mismamente. El presidente "augura" medio millón de empleos al año, así sucesivamente. La Vicepresidenta "ya se ve otro ambiente" proclama. Y en este circo navideño todos enseñan cifras, estadísticas, tendencias e informes. Europa se resiste a respaldarlos y los ministros "garantizan", con una cara de cemento armado de ferralla saguntina.                                     Estamos en burbuja electoral, no le den ,mas vueltas, los pisos se venden más, los coches se disparan, las empresas se crean y encima el ambiente pre navideño, para la guinda en la tarta.         El 4 de enero, lunes, nos levantaremos con la nueva realidad política, con la nueva estructura social, pero con la autentica realidad económica. Si los enemigos de las empresas deciden ahuyentarlas a todas, lo conseguirán fácilmente. Y si los temerosos aceptan el chantaje de los inmovilistas que en 4 años de absoluta no han movido ni la Ley de memoria histórica, pues seguiremos igual a peor. Y si los nuevos que parecen moderados nos dan una esperanza quizás podamos reconstruir algo. Y si las alianzas perversas hacen que titiriteros, saltimbanquis, odiadores y marginados nos gobiernen, nos lo tendremos merecido y deberemos rogar para que la pesadilla que será como vacuna, pase pronto para ver si nos dejan volver a votar o aplican la formula EVO/CHAVEZ y se perpetúan. Si, es una burbuja electoral y la realidad vuelve a casa después de Navidad.                                  A reflexionar.

 

2 comentarios:

Es posible que todo lo que planteas, sea cierto. Ya lo vivimos con el Gobierno de Zapatero. Pero sabes mejor que nadie que cuando quiebra una empresa, reflotarla, cuesta, nuevas ideas, nuevos gestores, tiempo y dinero, o dejarla que caiga.
Y si consolidarse, de nuevo en el mercado les cuesta, entre ocho y diez años, salvar un País en las circunstancias en las que se encontraba, no lo puedes recuperar en menos de veinticinco años.
Otra cosa es que veamos, posibles y traidores destellos de esperanza, dejemos lo de folclórico, a unos recientes o futuros clientes de la Moncloa. Que, llegando los Reyes Magos, recibirán el regalo apetecido. Bien por ellos. Pero sin programa político, daríamos pábulo a la otra burbuja, al equivocarnos en su elección.
Un espejismo político tiende a romper la incertidumbre con el voto. Pero ni uno ni otros, consolidarán al tejido empresarial, en el posicionamiento social que le corresponde. "Que así se escriba y que así se cumpla".

Muy buenas apreciaciones. Enhorabuena

Publicar un comentario