Friends

                                         Seguir a ReflexionesLS en Twitter                                         Youtube_logo_35Separador

cambio de modelo o regimen


CAMBIO DE MODELO ¿o de Régimen?

L. Soriano



Lo que realmente propone este socialismo virtual de falso talante, pseudo progresismo y confusionismo folclórico, pudiera parecer un “buenismo” pacifista y apaciguador.

No sólo están trastocados los conceptos a todos los niveles por el objetivo último y primero de ganar elecciones ante un electorado bien compacto con movilidad 0 en cuestión de voto, sino que además, son transgresores de lo que sea, con tal de que se identifiquen con su “marca”. Ellos pueden ciscarse en la madre que parió al adversario, pero el adversario al llamarles tontos o bobos, e incluso inútiles indocumentados, alteran la estabilidad mundial y el universo entero.

Sus circos, llenos de titiriteros egoístas y pelotas interesados, están llenos de soflamas y proclamas, grandilocuentes, vanas, vacías, vacuas.

Olocracia, exacerbación y fervor de masas, como si de predicadores medievales se tratara. Después, los Luca Brassi de turno, hacen el trabajo cloaquero, y las Yayas rojas, como la Antonia Iglesias, para que me entiendan, barren con agresividad incontenida cualquier intento de aproximarse a lo concreto y serio.

Lo que se pretende no es un cambio de modelo, necesario sin duda, en profundidad y a conciencia. Cambios que incluyan el cese del subvencionismo, el fin del Estado  paternalista, nefasto coordinador, malísimo administrador, manumitidor sesgado, el fin de la apatía provocada con el objetivo perseguido o no, de crear mano de obra sin preparación alguna, o el votante continuo cautivo, el acabar con la fiesta perpetua. Modelo Andalucía o Extremadura, tras 30 largos años bajo bota socialista, aún a la cola de Europa, y eso únicamente se puede lograr si es lo que se pretende, no es casual ni fortuito, ni de genes, ni de raza.

Cambios que incluyan muchos derechos, ante los gobernantes sobre todo, pero muchas responsabilidades también. Excitar ánimos de lucha, de superación, de trabajo duro, estudio permanente, competencia, liderazgo, búsqueda de éxito por el camino del esfuerzo y la superación. Justicia y equidad, premios a quien se sobrepone a la molicie del ocio, respeto a los demás, respeto a lo obtenido con licitud y trabajo, reconocimiento a los entregados y capaces, a los creadores, innovadores y estudiosos e inventores.

Leyes laborales incentivadoras de trabajar, no de buscar trucos para conseguir prestaciones.  Cheque sanitario, cheque escolar, copago de servicios, dignidad, moral, valores, respeto al contribuyente, al administrado. Y orden en las Corporaciones Autonómicas, Locales y en general, contratación eficaz, rigor, trabajo y remuneración acordes a valía y esfuerzo, cese de todos y cada uno de los  privilegios y fin de los agravios comparativos. Respeto a los autónomos, respeto a los creadores de empleo, respeto a los trabajadores  esforzados y competentes, respeto a quienes buscan su primer empleo. Austeridad total con el dinero del contribuyente, respeto total con las cuentas públicas y responsabilidades de quienes alegremente dilapiden lo que  con tanto esfuerzo aportamos. Libertad y respeto a las ideologías, religiones y excepciones, para una convivencia pacífica.

¿Hay o no hay donde cambiar el modelo?



Sin embargo, lo que se nos propone es  todo un cambio de Régimen. Confrontación regional, desprecio de la identidad, a la bandera, a la lengua común, al sentimiento patrio, a la unidad y solidaridad interregional, por un puñado de votos.

Silenciando a la oposición, o integrándola a la “casta” política de cualquier signo, acallando y cercenado las voces críticas y denunciadoras de atropellos de todo tipo, conformando un ambiente de corrección política, donde nada exista fuera de ella y  que oculte vergüenzas y actuaciones dolosas. Aplicando Leyes según conveniencia, o cambiándolas para que se acerquen a intereses partidistas.  Reeducándonos al peor estilo Mao o Pot, para que opinemos lo que “debemos” opinar según criterios de  peligrosos descerebrados inoculadores de veneno social. Antiamericanismo y antisemitismo envidioso, Pro oscurantismos antidemocráticos y teocracias discriminadoras.

Intentando cambiar la historia, para reescribirla e inventándose un pasado a la medida de sus intereses o a sus falsos sueños mas recurrentes, y sustituirla por  un cuento soviético, creando una “iglesia” a su medida, un laicismo a su medida, una masonería a su medida, unas leyes y sentencias a su medida y una redistribución social a su medida.  Recelo a las democracias y alabanzas a las satrapías, leyes de discriminación positiva y de cuotas indignas y degradantes junto a loas y subvenciones a religiones opresoras de las mujeres y los niños. Todo un sin sentido, solo un objetivo, cambio de Régimen. Si ellos mandan, claro.

 Y, ¿saben lo que es peor, si hubiera escalas? El fomento de las minorías, lo cual es muy distinto del legitimo y necesario e indiscutible respeto por ellas. No se pierdan en sus falacias y embustes semánticos. Respeto, derechos e igualdad infinita para las minorías, pero ¿fomento? ¿Cuál es la verdadera intención? ¿A dónde nos-les lleva?

Fracasadas las revoluciones, se inventan una vía “original” para llegar a los mismos resultados. Dictadura de la Nomenclatura. Opresión y censura. Como lo añoran.

Si, ya sé que suena estridente, chirriante, tenebroso, y que da dentera. Exagerado, crispador, lo que quieran, no lo es según mi opinión, pero están en su derecho si quieren expresarlo así. En este momento sin embargo, mi objetivo sólo es hacerles reflexionar.


0 comentarios:

Publicar un comentario