derechas



DERECHAS. L Soriano

Soy un Liberal de derechas, lo reconozco, si tengo que identificarme con alguna adscripción y significarme, para que sea entendible la manera en que lo hago, en España soy ,orgulloso, un Liberal de derechas. Me espantaría definirme de izquierdas ya que creo que la izquierda o en su nombre, se han cometido las tropelías, injusticias y aberraciones mas trágicas de los últimos tiempos. Me gusta cierta Acracia y me aterroriza un Estado fuerte y dominante. Jamás he militado en un partido político y menos en el PP, al que se podría conceptuar como a  un enorme grupo de personas dirigidas por una elite lejana, desnortada pero clasista, trepadora que se ha aupado a la dirección  y gobernanza del partido y lo "usan" a su absoluta y sola conveniencia. Y para lograr sus bastardos objetivos, han renunciado y nos han obligado a hacerlo, a los principios más elementales e inviolables de la democracia liberal. Han cedido a la presión y al chantaje, dialectico e ideológico. Además han pagado con nuestras aportaciones exigidas de modo confiscatorio y coercitivo todas las falsas "solidaridades" y promesas alienantes de una socialdemocracia radical,rayana en el socialismo más rudo, bizarro, exigente, desmotivador. Como dice el inefable pero apocalíptico  Montoro, "les hemos pasado por la izquierda" y es verdad. Aun  a sabiendas de que es una ruina anunciada,  un desastre económico y social la política impositiva elefantiásicamente extractiva, la monstruosidad dimensional de las Instituciones y administraciones, incrementar no disminuir drasticamente el Gasto publico que no social, el número de empleados públicos o semipúblicos y las subvenciones a quien las pida de distintas formas y maneras, pero sin rigor ni escrupulosidad necesaria. Aceptar que tenga el mismo derecho el merito que el corporativismo, y que el esfuerzo no signifique nada. Abandonar al disapacitado por socorrer al sostenido afin. Endeudarnos hasta extremos alucinantes imposibles de devolver. Los de derechas nos dividimos y ahora parece que la imposible aglutinación que propicio  en su dia Fraga, de la unión de las de todas las sensibilidades, se desmorona, y es un éxito mas de las izquierdas. Los gobiernos que deberían ejercer la política que preconiza la derecha democrática y liberal, han preferido apostar por una "pax social". Y consintiendo que las izquierdas de todo pelaje, se apoderen no solo del absurdo discurso de ser "el progreso", sino que con su falta de comunicación y sobre todo con el miedo a aplicar las políticas de las derechas democráticas del mundo occidental, han arrojado al país a un estado de miseria intelectual y social, que tardara varias generaciones en corregirse, desde el momento aun no llegado, de que se comience a rectificar.                                 Las políticas dizque sociales, jurídicas, laborales, de falsa "solidaridad", y con el disfraz o antifaz, de socialdemocracia, es lo que hace que no sea casualidad ni endemismo, que tengamos 6 millones reales de parados. Más que eso, que el absentismo laboral sea una plaga bíblica, y que sea prácticamente imposible crear, prosperar ni emprender absolutamente nada en este incongruente país. El gobierno de derechas que padecemos y que al parecer tiene los días contados merecidamente, se ha dedicado a machacar a sus votantes de derechas y a atentar contra sus modos de vida , sus haciendas y a promover, prensa, radio y televisión de izquierdas, repartir subvenciones, dadivas y canonjías, estableciendo políticas fiscales, y creando leyes que favorecen a todos los espectros políticos menos al suyo. Y he aquí el resultado. Cuando la derecha renuncia a sus políticas, en las que cree, y ha demostrado siempre lo eficaces que son aunque no sean populares en países como el nuestro, ocurre lo que estamos viendo. Saben que lo que la derecha construye en años de esfuerzo, la izquierda lo destruye en meses de demagogia. Lo saben.  Hoy , sábado, a las 14,30 los inspectores de trabajo, auxiliados por la guardia civil, han desplegado un operativo en una zona concreta del norte de Tenerife, para "luchar" contra el fraude. Dos robustos y armados guardias civiles "protegiendo" a los poco agraciados en cortesia "inspectores" pagados con dinero nuestro asaltan cocinas y hurgan manteles y estofados por ver si alguien refuerza sin contrato su día mas rentable y a la hora de mas actividad. Se nos muere la industria, el comercio, la restauración y toda actividad y ellos "estorban" en el peor momento. No se van a revisar los despachos de los políticos, ni a revisar sueldos y dietas de los asesores, ni a combatir donde mora la verdadera corrupción. Quieren sacarle 1000 euros a los pobres profesionales valientes que aún quedan para recaudar unos míseros 100.000 euros en total de la campaña, si acaso, tras cerrar una treintena de " defraudadores sumergidos peligrosos" que "desestabilizan la recaudación" y afecta al dinero que el ciudadano aun libre Pujol, o a Rato,Barcenas,Serra el pianista sociata, o la autonomía andaluza en pleno, nos tiene por derecho que "robar" por su condición  de gobernantes o afectos al poder. Si esto no es  Trotskista de primera vanguardia roja, que me expliquen que es. Y esto lo presume un gobierno de falsas derechas, como las multas mezquinas, o la recaudación incrementada por la indefensión fiscal absoluta, las cotizaciones, cánones y cuotas, las mayores del mundo occidental. Que nos libre alguien de lo que pasara en esta país si llegaran al poder los que por diferenciar quieran llegar  aun más lejos.                      Pobres hijos y nietos nuestros. A reflexionar.


1 comentarios:

Publicar un comentario