resaca asiatica


FOCUS FROM ASIA.-  La Resaca.Una persona ebria de la historieta inclina su rostro contra la barra. Foto de archivo - 29156771
L. Soriano

Cada año, al finalizar mi primera ronda profesional asiática, les intento transmitir mis impresiones acerca de la trayectoria de los países que visito o con los que contacto. Lamentablemente, nosotros para esa parte del mundo somos unos desconocidos. Ni los medios ni casi nadie se ocupa de nombrarnos más que, alguna vez,  al hablar de Futbol, y de algún suceso o accidente, acaecido en nuestro lejano país. Hemos abandonado nuestra política exterior, y por aquí, además de los americanos, solo pintan los ingleses, algo los franceses y poco los italianos. Aunque  ni siquiera lo alemán se prodiga demasiado , la política y economía europea gira sobre ellos y por esa razón dan alguna portada de tarde en tarde.

China no oculta su "parada de burra", tan brusca como al parecer inesperada para muchos. Ha dejado descolocadas a muchísimas empresas y particulares. Además los incrementos de producción que conllevaron grandes inversiones para satisfacer la creciente demanda de los chinos en su imparable expansión, se han visto asimismo muy afectados. Los flujos del incipiente Turismo chino, han disminuido su caudal. Aunque eran ruidosos, poco gastadores y nada generosos en propinas, se nota su falta. Como se nota en el resto del mundo el parón de Brasil. Arabia Saudita en particular, pero el Golfo en general, acusa el fracaso anunciado de sus emporios turísticos y empieza ahora a cobrar su petróleo a menos de 40$ por el vencimiento de contratos anteriores, y están en una situación desconocida para ellos totalmente, pero para el país desde hace 70 años. Además, sus inversiones en deuda americana, y sus megaproyectos tejanos están en el aire. Aramco, el gigantesco consorcio está a punto de perder su inversión en la mayor refinería del mundo. Pero además, si sale adelante su implicación en el 11S, coordinada por demócratas y republicanos, pueden congelarles los fondos mil millonarios en USA. Y por si fuera poco, la "amistad" de Obama con los Ayatolhas iraníes, les tiene de los nervios y hasta el turbante de las chilabas. Corea del Norte sigue jugando a su ruleta rusa, cada vez menos apoyada por China, pero no por eso el heredero se arredra en disparates, provocaciones y amenazas. Corea del sur ataca con sus productos y gana muchas batallas, aunque la corrupción acecha en cada esquina. Ellos firman todos los tratados con todos con tal de que en autos  y electrónica se vayan haciendo cada vez con más mercados, como le pasa a Taiwan. Únicos países que con  Singapur, parece que son los que mejor navegan los múltiples problemas del continente. Los Rusos están de retirada del mundo que se querían comer y se les atraganto. Y muchos destinos favorecidos por la lluvia rusa, se han visto francamente afectados cuando no destruidos, ya que la multiculturalidad asiática implica culturas y costumbres distintas y distantes muy difíciles de compartir u homogeneizar. Es además una cultura que en su gran mayoría, no consume alcohol ni tabaco ni artículos de lujo, salvo los pocos jeques, o algunos magnates, los demás viven a un paso de la miseria. Delante  o  detrás pero a su alrededor.  Vietnam intenta defenderse de la invasión económica que Thailandia les ofrece. Pero es un país comunista y allí siguen las pautas de la Nomenclatura rígida por muy distintos que quieran aparentar. Thailandia ha perdido el liderazgo del arroz mundial por su culpa, carácter y aislamiento. No firma ningún convenio, y se queda fuera de muchas posibilidades. La junta militar que gobierna es un autentico desastre y no ve con buenos ojos la inversión extranjera a la que penaliza. Hasta Thai Airways se ha visto afectada en sus vuelos a USA y probablemente a Europa, por el endogamismo que han adoptado los temporales líderes del país. La seguridad en las provincias del Sur es caótica, ya que los muslimes están decididos a reventar el país. pero las ultimas noticias de los ataques a turistas en zonas supe seguras como Ha Han, dan idea de lo que está ocurriendo y de lo que puede ocurrir en este país tan especial, con una monarquía adorada pero con los reyes , longevos, en muy mal estado de salud para remediar algo.         La oposición es "retenida" bajo arresto cada vez que a la Junta no le gusta lo que dicen u opinan, así el país ha retrocedido en libertades y en atenciones. La suciedad y la pobreza vuelve a treinta años atrás. Eso sí, junto a unos cuantos rascacielos para millonarios locales en una economía autárquica como no hay ninguna otra en el mundo. Las sonrisas tailandesas no siempre son de bienvenida y aceptación, casi nunca diría yo que los conozco bien. Somos los "farang", que tenemos dinero y nos lo tienen que sacar, lo demás, les interesa bien poco. Salvando excepciones en la clase popular sobre todo, el farang vuelve a ser un extraño ocupador insolente, como en otras épocas y varias veces ya ha ocurrido en este pintoresco país.  Por otra parte, hacer negocios en Thailandia es una tarea titánica, y ni las leyes ni los asesores, ni la lengua ayuda a que sean fructíferas, amistosas y cordiales.                De la India se puede hablar poco, ya que su inmensidad la hace indefinible por limitante. Su filosofía, y sus religiones, sin embargo, siguen siendo, como también  parte del Budismo, un gran freno a la expansión islámica, ahora capidisminuida por la falta de financiación que le proporcionaba, como a todas, el mundo del petróleo.  Japón sigue liderando el marco económico, con su endémica crisis agravada por los acontecimientos trágicos ocurridos aun hace poco y asustados de que pudieran volver a repetirse.

Como verán, un panorama áspero, duro y lijoso, que no recomendaría a nadie, al menos en estos críticos momentos. Ellos se aíslan, son sobrios y resistentes, no necesitan mucho para vivir, y superaran sus problemas ya que no han creado un mundo tan complicado como el europeo la gran mayoría de ellos.  pero salvo excepciones insisto, seguimos siendo para ellos unos "bichos raros" ansiosos por gastar dinero.

A reflexionar.




0 comentarios:

Publicar un comentario