garantias


GARANTIAS Y PRUDENCIA

L. Soriano

 

 

Que ahora el Sr. Guindos, del que al parecer no se ha caído, y antes el Sr. Solbes nos garantice los fondos y depósitos bancarios, no es más que una intencionalidad que les reconozco. No es un posibilismo, no está en su mano ni han orquestado acciones, leyes y protecciones al respecto. Que no convenga hablar de lo contrario, según ellos, es según mi criterio, lo que nos ha llevado hasta aquí y lo que nos llevará al abismo en muchos casos. Ni pueden pagar ni practicar las devoluciones con la ley en la mano.

Que el Sr. Rajoy, y antes el Sr. Zapatero, nos hayan garantizado ¿de su bolsillo?, cien mil euros por cuenta, no es más que una rabieta del nene al que le han quitado el juguete o al que se tragó todos los caramelos y no le queda ya ninguno. Pero de realismo no tiene nada. Es como prometer empleo, como prometer crecimiento y bienestar. Brindar al sol. Ellos no crean nada, aunque si ayudan a destruir. Podrían haber creado medidas para proteger a las familias, a los que acudían a los bancos y cajas a endeudarse por encima del valor hiperreal de las cosas siguiendo el “consejo” de los que ahora quieren embargarles, y que normalmente han desaparecido o cambiado de lugar. Para estar en el mercado y “jugar” a financiero y a las finanzas, altas o bajas, hay que estar preparados, y en este país, prima la ignorancia y la desfachatez. Véase ejemplo desde el Consejo de Ministros-as, hasta cualquier cargo publico. Viva la Pepa.

Es el lugar donde la cigarra gana a la hormiga, donde los verdugos priman sobre las victimas,  donde la verdad es crispadora y políticamente incorrecta, y donde ciertos “cardenales” de la curia Levógira, de la secta del Poniente, son infalibles y pontifican “ex cátedra” desde púlpitos entregados y con los medios rociando adormidera a las mentes aborregadas y desterrando a los rebeldes al Alfa-Centauro.

 

Prudentes deberían de ser estos mediocres funcionarios, mal ejemplo para los probos, que desde la atalaya de su inmunidad a la crisis, desde su molicie del ocio aislada del mundo real, donde  ni la producción ni la competencia les asedia, desde las altas mesas de sus bacanales, montadas en los acantilados de sus privilegios, no oyen desde tan lejos los crujir de dientes de las familias embargadas, de los parados desesperados ni de los dependientes sin atención ni de los sollozos de la impotencia. Desde allá arriba, nos miran como a hormiguillas y nos arrojan, o se les caen, las migajas de sus banquetes, o  lanzan proclamas y soflamas, las más veces hirientes y  chascarrillos insolentes, como el que “alguna vez, cuentan, alguien le dijo que vio a uno hacer cola en un restaurante”, y ¿Cómo es que hay crisis entonces? O la de los Yates en cola en Puerto Banús. ¿Qué crisis?¿De que susquejais?

No hay sensibilidad Gubernamental, ni se predica la austeridad total, ni se practica la sensibilidad fiscal. ¿O es que las propiedades no han bajado, algunas hasta el 100%? ¿Y entonces?, Ibis, impuestos sobre los beneficios, Plusvalías Municipales-horror-, sobre los automóviles, sobre las gasolinas, los directos sobre las actividades, mermadas hasta la ruina, gastos de personal inasumibles, de transporte inadmisibles, de la cesta de la compra inabordable, de colegios, de materiales, de todo lo imaginable. Somos millones sin empleo, y sin contar autónomos como diría el genial Borges y un larguísimo etc.

Que van a hacer con nosotros, nos disecaran, venderán nuestras pieles cuando hayamos muerto de inanición, o nuestros órganos cuando hayamos caído en la esclavitud.

No les gusta, es histriónico el discurso, lo sé, pero sólo les pido que reflexionen.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario