Seguir a ReflexionesLS en Twitter Youtube_logo_35Separador
Comparte o imprime

Calamity Montoro

Calamity Montoro.- L. Soriano.
Me han superado los hechos acaecidos en estos días, y no he podido dejar por escrito mi lectura de la situación ya que las noticias envejecen por la dinámica de los acontecimientos. La información debe ser, relevante y oportuna, y en estos días al menos en lo de la oportunidad pero también en lo de la relevancia se hace imposible.  Sin embargo, tengo claro lo que quiero exponer y no se hace viejo en el tiempo; y es que el Ministro Montoro, sea quizás, lo peor que le ha pasado a este país en muchos años y sobre todo, en estos momentos. Créanme que su proclama de haber elevado la recaudación en los tiempos que corren, es algo que seria para desternillarse, si no fuera por lo que este emulo del Dr. Magoo, deja tras de sí cada vez que actúa. Ha recaudado más a costa de un millón más de parados  que llegaran a tres-mas-,  al cierre de cien mil empresas y de trescientos mil autónomos. O sea, deja un reguero de “muertos”, pero el “ha recaudado más”.   Y quiere que se le reconozca el éxito. No ha rebajado el gasto corriente ni ha cerrado empresas publicas ni ha suspendido gastos suntuarios ni choferes ni viajes ni visas, NO, solamente, “ha recaudado más”. No me acordaba de sus actuaciones pasadas, y es que estos individuos con cierta fragilidad emocional y complejos, que los hacen ser prepotentes y algo estúpidos para acallar sus minusvalías mentales, no pueden vivir en momentos de crisis. En momentos de expansión funcionan, el y cualquier mindundi, como ellos además jamás han vivido situaciones personales económicamente complicadas, no suelen saber que existen y dudan de su crudeza. No tienen ni imaginación. El caso de Montoro es excepcional. Solbes era sectario, mentiroso y malo, nos hizo mucho daño su complicidad dañina, con ZP, Mafo y Rubalcaba y lo peor su cara a cara con Pizarro. Pero llego un momento en que seguramente pensando en sus hijos y en su propia credibilidad, se marcho con un portazo. El Ocurrente Miguel Sebastián también nos ha pedido perdón y se escondió al final dejando sola a Elenita Salgado que más parecía D. Tancredo del Bombero torero. Pero este individuo sin sentimientos, inútil, desnortado y capaz de decirnos con una voz desagradable y un aspecto terrorífico, una cosa y la contraria al rato cuando lo piensa, es de verdad peligroso. Crea Impuestos y Leyes fiscales sin desarrollo posible, y sin estudio previo de viabilidad. Le da patadas al Derecho fiscal, buscando coartada a la extorsión, iguala “bienes”, cosas y cachivaches a dinero en efectivo que ellos se encargan de valorar y tasar, da rienda suelta a los perros rabiosos autonómicos ávidos de dinero para gastar en sus tingladitos para que nos revienten a impuestos y a tasas- el de sucesiones es absolutamente criminal-. Les da armas para que nos tengan cautivos e indefensos y pesquen en bañera, y se hace cargo de embargarnos cuando aquellos se lo piden, manda a la policía a desahuciar y da patadas en la puerta a negocios y profesionales, para “dar ejemplo” y aterrorizar al personal. La imagen con colmillos de vampiro succionador, con los churretes de sangre de ciudadanos indefensos, sería un retrato apropiado para esta Peste de individuo que nos ha caído encima. Calamity Montoro. Con lo de la amnistía fiscal, nos ha engañado a todos, y en primer lugar a los defraudadores con lo que a lo mejor le dan un cascotazo. Era lógico. Nada deja de prescribir, hasta los asesinatos. Y cuando a alguien que declara cien mil euros al año, acepta que tiene veinte millones en Suiza, alguien le tendrá que preguntar de donde saco tamaña seta. Pero el, erre que erre, que no. Pues nada mas que le apretaron el ombligo con su amiguete Bárcenas, ya es que si, que se darán los datos a Hacienda. Deja pues, aunque sea a quienes, la credibilidad del Gobierno a los pies de los caballos, si es que quedaba alguna. Lo último es  que al desahuciado por no tener con que pagar, se le abra expediente por plusvalías de lo que le acaban de quitar, aunque sea a través de banco. Surrealista, pero perverso.  Creo que cuanto antes si D. Mariano decide seguir aguantando el calvario, deberá al menos remodelar el gobierno y, entre otros cambios importantes en los que Gallardón sería el primero a quien desalojar, debería poner en Hacienda en su lugar a alguien que al menos tenga algo de idea y sea sensible a lo que producen sus torpes e indecentes decisiones en los ciudadanos. A reflexionar.

0 comentarios:

Publicar un comentario